Bhumi Chakrasana: fase final de Setubandhasana (postura del pequeño puente).

Práctica


Posición de partida: en decúbito dorsal (tendido en el suelo hacia arriba). Tras unos instantes de interiorización, flexiona las piernas colocando las plantas de los pies lo más cerca posible hacia las nalgas con las rodillas lo más juntas posible. Después, coloca las manos posadas en el suelo quedando los antebrazos en dirección hacia delante (en la dirección de la parte alta de la cabeza) y los codos hacia arriba. Seguidamente, con la fuerza de los brazos y las piernas, eleva el cuerpo arqueando toda la columna vertebral posando la cima de la cabeza (coronilla) en el suelo (Setubandhasana -postura del pequeño puente-). Si existe dolor cervical, evitar apoyar la cabeza en el suelo y pasar directamente a la rueda en el suelo (Bhumi Chakrasana). Finalmente, mantén la posición de forma relajada, viviendo la postura y sus beneficios.

Efectos


Ayuda a conciliar el sueño, fortalece la espalda flexibilizando los hombros y las ingles, gran riego cerebral y activación del flujo energético estimulando los chakras.

Námaste




Hatha yoga

Descripción del Hatha yoga

El Hatha Yoga es el yoga más difundido en todo el mundo y es conocido por sus asanas (o posiciones corporales). Se trata de un sistema de posturas físicas cuyo propósito es lograr que el cuerpo esté apto para la meditación.

Trabajamos correcciones posturales, técnicas de relajación, shat-karmas (técnicas de purificación), karanas y salutaciones (ejercicios dinámicos que preparan el cuerpo activando las energías sutiles), asanas (ejercicios que tonifican el cuerpo desbloqueando energías estancadas, aumentan la capacidad respiratoria, la concentración mental...), pranayama (ejercicios de control respiratorio) y meditación, que por su dinámica nos ayudarán a harmonizar nuestro cuerpo tanto a nivel físico como sutil.

Algunas de las razones para practicar yoga de forma regular:

  • Disminución de la tensión arterial.
  • Disminución del estrés.
  • Aumento del equilibrio..
  • Aumento de la resistencia ósea.
  • Aumento de la flexibilidad.
  • Aumento del sistema inmunitario.
  • Aumento de la autoestima.
  • Cuida las articulaciones.
  • Potencia el drenaje linfático.
  • Preserva la memoria.
  • Mejora la postura.
  • Mejora del riego sanguíneo.
  • Combate el insomnio.
  • Ayuda en estados depresivos.
  • Etc.


Serenidad física y mental

Los asanas generan equilibrio físico y mental; de tal forma que un yogui devoto pueda sentarse durante varias horas en una postura de meditación sin sufrir fatiga o inquietud. Uno de sus asanas principales es padmasana (o "posición del loto") y el «saludo al sol» (Suryanamaskar). Actualmente el hatha yoga enfatiza la relajación.



Námaste